viernes, 20 de febrero de 2009

La niña esta que llora...

   La niña está que llora, la niña no deja de llorar, ha perdido muchas cosas en la vida, lo llego a notar por la intensidad de sus lloros. Yo la miro de lejos, queriendo acercármele para calmarla, pero temo su rechazo. Ella sigue llorando. Sus suspiros son profundos y largos. Cada lágrima rodea su mejilla. Unas mueren en su boca pequeña de brillo natural y otras se dejan caer en su vestido blanco parecido al de una quinceañera.

Ella acerca sus manos para ocultar su pequeño rostro moreno. Ella ocultó su rostro. Sus cabellos negros se notan agotados, parecen haber muerto de tristeza.

Yo le sigo mirando queriéndo una vez más acercármele, no logro hacerlo. Lo pienso mucho. Temo rechace mi ayuda. Está muy triste. Creo  que debe desfogar  en lágrimas, su dolor.

Un pequeño y frío viento choca contra su rostro. Ella abre sus manos asustada más que sorprendida. Parece mirar mí detrás. Yo le abrí la ventana. Ella necesita respirar sin ningún esfuerzo. Yo doy media vuelta y la miro de reojo, ella también me mira. Rodeo toda la sala con pasos lentos y cortos. Ella me sigue mirando. Sus suspiros ahora parecen ser menos. Seca con sus manos húmedas sus pequeñas  lágrimas. Yo sintiéndome  más en confianza tras ser perseguido por su mirada delicada, triste, profunda e inocente, le acerco mi pañuelo.

Ella acerca su mano lentamente, pero segura de sí. Lanza por última vez  una mirada hacia mí y se empieza a secar su rostro adormecido y colorado.

Ella deja de secarse. Sus ojos están hinchados. Me sonríe y me devuelve el pañuelo mojado-son lagrimas de niña triste-, lo guardo en el bolsillo de mi camisa. Yo me acerco y me siento a su lado. No le pregunto porque llora. Le abrazo. Ella hace lo mismo. Nos abrazamos fuerte. Tras mirarme hunde su rostro en mi pecho, necesitaba un abrazo. Yo le hice feliz en ese momento, lo sé, porque me sonrió a medio liberarse por un momento de mi abrazo. Yo soy feliz de abrazarla y ella es feliz de encontrar a quien abrazar.

Enrique chaz¡¡¡

2 comentarios:

celestina dijo...

QUe barbaro enrique¡¡¡ es muy lindo lo que escribes che ..yo estare de vuelta por aqui, soy de argentina che...
sigue adelante¡¡
Celestina

Marily dijo...

Me encanta esto¡¡¡ es buen escritor¡¡¡
soy de colombia¡¡¡ muy bueno tu blog